<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=142110446620846&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Terminará el sueño Roma - Condesa?

El embeleso de la juventud por la zona

Los que vivieron el 85 se quedaron por amor a las colonias de antaño o bien porque no tenían otro lugar a donde ir. Se quedaron conociendo los riesgos. Pero la nueva generación llegó con el hechizo de un inalcanzable estilo de vida, que bien no recordó la historia o la ignoró.

Durante el terremoto de 1985 la Colonia Roma y Condesa fueron de los puntos más afectados de la Ciudad, por ello al principio de los 90 las rentas en la zona eran de bajo costo, pero la entrada del nuevo siglo trajo consigo la fiebre Roma - Condesa. Su céntrica ubicación y la apertura de comercios independientes; tiendas de ropa, restaurantes, cafeterías que se volverían relevantes como El Péndulo y recintos de importancia en la escena músical, fueron parteaguas del incremento por el interés por vivir en la zona y en el alza de los precios de la misma.

El declive inmobiliario

El sismo del pasado 19 de Septiembre golpeó fuertemente la infraestructura de estas zonas, lo que según expertos inmobiliarios ocasionará una depreciación no esperada en los precios de viviendas, oficinas y locales. Se estima desciendan de un 25% a 30% en las Colonias Condesa, Roma Norte, Narvarte y Del Valle Norte. Después del 85 los precios en estos lugares descendieron un 50%, pero fueron los que más plusvalía generaron la última década.

Para tener una idea de los costos, hasta el mes de agosto de este año un departamento de 65 metros cuadrados en la Colonia Condesa se estimaba en 16 mil 848 pesos, de acuerdo con una nota del finanaciero,.

Esto sucederá al mismo tiempo que en las colonias aledañas como Colonia del Valle—la parte no afectada—, Nápoles, Escandón, Álamos, Tabacalera, Pensil, Narvarte Oriente y Poniente, entre otras, la plusvalía de viviendas, locales y oficinas incrementarán hasta un 15%, según Sandra Hendrix, directora de Operaciones de Coldwell Banker México, en Forbes.

Sin embargo, se espera que la depreciación sea temporal, alrededor de tres años,  debido al atractivo que tiene la zona. 

La Norma 26 y la construcción desmedida de viviendas

En diciembre del año 2000 el entonces Jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador, con el Bando Número Dos, restringió el crecimiento de unidades habitacionales y desarrollos comerciales en Álvaro Obregón, Coyoacán, Cuajimalpa de Morelos, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco. Se concentraron en otras Delegaciones como Cuauhtémoc, Benitos Juárez y Venustiano Carranza.

Fue Marcelo Ebrard Casaubón, en 2007, quien retiró dicha ley con la Norma 26, aceptando así la construcción habitacional—sólo de viviendas de interés social y popular— en todas las Delegaciones. Sin embargo, debido a irregularidades por parte de las agencias inmobiliarias, en 2013 Miguel Ángel Mancera, actual Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, anunció su cancelación.

Se estaban construyendo viviendas que no eran sociales ni populares, la Norma 26 permitía la construcción de lugares cuyo precio rondará los 709 mil pesos, pero se construían departamentos estimados en más de un millón en ciertas áreas delegacionales. Actualmente la Norma 26 sigue en suspensión. 

***

Según una investigación del Instituto de Geofísica de la UNAM los edificios cosntruidos en los últimos años no debieron de haber sufrido daños, y que se debe más a la falta de cumplimiento en las normas de construcción por parte de constructoras que por fallas en el Reglamento de Construcción.

¿sabes qué hacer si tu vivienda resultó afectada?

comments
0